Robert Pattinson adquirió obras de artistas argentinos

Internacional, Noticias, Novedades

El actor británico de 36 años aprovechó al máximo su breve visita a Buenos Aires y recorrió distintos lugares.

En el itinerario estuvo la subasta de arte “El Vómito”.

Mientras Suki Waterhouse le decía a todos sus fans que la fueron a ver al Lollapalooza que Argentina es “el país más genial del mundo” y que ese era “el mejor show de mi vida”, Robert Pattinson, su novio, aplaudía detrás del escenario. Ese viernes el Hipódromo de San Isidro estaba rebalsado de gente: muchos aguardaban el esperado cierre con Drake Rosalía. Cuando el espectáculo terminó, la pareja británica se fue a cenar a un bodegón de Palermo.

Al día siguiente, Waterhouse partió a Chile, a continuar su gira; él se quedó y aprovechó para conocer mejor Buenos Aires. Su itinerario tenía una parada especial: El Vómito, un espacio performático itinerante. Aquella noche, el sábado pasado, se realizó una subasta de obras de arte. Mientras recorría el lugar con una lata de cerveza en la mano, el actor de 36 años, protagonista de la famosa saga Crepúsculo, del Batman de Matt Reeves El faro, compró varias obras.

Pattinson en El Vómito (Crédito YouTube: vyruchajkomnata_R.Pattinson_K.Stewart)Pattinson en El Vómito (Crédito YouTube: vyruchajkomnata_R.Pattinson_K.Stewart)

Las fotos de su inesperada visita al under porteño se viralizaron. La fotógrafa y directora argentina Sofía Malamute fue la que organizó las actividades para Pattinson. También lo llevó a recorrer galerías de arte. Esa noche era el cumpleaños de la artista Michelle Lacroix. Una de las obras que compró fue una ropa interior intervenida por Tobías Dirty. También piezas de Martin Legón y Felipe Alvarez Parisi. Los artistas donaron las obras al proyecto.

En las fotos y videos se lo ve muy tranquilo. De gorra negra y remera oscura, conversa con algunos de los presentes, presta atención a las diferentes performances y se mueve “como pez en el agua” en este lugar plagado de grafitis y telas colgando. Pattinson camina y recorre, siempre con una lata de cerveza en la mano. A diferencia de otros lugares que visitó, mucho más públicos, aquí nadie parece molestarlo. Podría decirse que fue uno más.

La ropa interior intervenida que compró Pattinson, obra de Tobías Dirty (Crédito Twitter: @cenciada)La ropa interior intervenida que compró Pattinson, obra de Tobías Dirty (Crédito Twitter: @cenciada)

Te puede interesar: La belleza de la semana: “Pesadilla de los injustos”, de Antonio Berni

Antes de este paseo por el under porteño, Pattinson visitó una famosa parrilla de Buenos Aires, Don Julio, donde intentó pasar desapercibido, aunque no lo logró: fue reconocido de inmediato y varias personas se le acercaron para pedirle una foto. También visitó la pizzería Napoletana, ubicada bicada en la calle El Salvador. Ahí fue abordado por distintos fotógrafos, por lo que, al salir, tuvo que apurar su paso y esquivar los flashes.

Robert Pattinson en Bariloche (Crédito Twitter: @lucixromero)Robert Pattinson en Bariloche (Crédito Twitter: @lucixromero)

Ayer, domingo por la mañana, Suki Waterhouse —además de cantante, es modelo y actriz: protagonizó el film distópico Amores criminales— viajó a Chile, a presentarse en la versión trasandina del Lollapalooza. El actor decidió que era mejor quedarse en Argentina. Una foto en las redes sociales lo muestra recién llegado a Bariloche. De fondo, un colectivo de la zona. Con barbijo, gorra negra, mochilas. Efectivamente: siendo uno más.

Si te interesó, no dejes de compartir este artículo:

Más Noticias:

películas de arte
Convocatorias de arte

Otras Noticias