Me perfuman la voz – Tomás Amante en el CC Richards

Blog, Centros Culturales, Crítica, Crónicas Acromáticas, Noticias, Recitales, Under, Vida Calesita

¿Por qué se extinguieron los dinosaurios? Porque no tenían amor. Esta teoría rebota en el patio interno del CC Richards y se esfuma hasta el cielo.

La aleja Tomás Amante, que despunta con la propuesta de escucharnos la voz y trae consigo a las bestias hermosas que son los músicos de su banda.

La playlist entrelaza canciones de todos sus discos y en ese discurrir sonoro un halo de sensualidad se instala en el lugar. Lo oscuro del vestuario contrasta con lo lumínico de la energía que construyen como conjunto. Hay algo de intensidad que no les es posible contener, algo de frenesí que se les escapa y cuando todo está a punto de explotar, el plan guitarra y voz, guitarra y coro, guitarra y pedal steel llega para salvarnos de las llamas.

Los sonidos están ahí, existen desde y para siempre. Fósiles a desenterrar, a desentrañar. Tomás Amante los encuentra, los moldea a su manera, los pule y los vuelve canciones. Hace de ellos un esqueleto energético, y al momento de presentarlos en vivo, cobran vida, se hacen tangibles, bailables. No se cansa de buscar, de crear. No repite fórmulas, comparte la excavación con sus gigantes. Así, en manada, permiten que algo inmenso suceda, algo que tiene la fuerza de lo atávico pero que no es nada fugaz.

Si te interesó, no dejes de compartir este artículo:

Más Noticias:

películas de arte
Convocatorias de arte

El Canon Billiken propone un nuevo imaginario nacional

Por Candelaria Penido. IG: @candepenido

Todo aquello que vemos se incorpora en nuestra memoria y forma de comprender el mundo. Qué pasa entonces con esa historia nacional, con ese canon aprendido a través de imágenes que se nos presentaron como ciertas y absolutas cuando alguien viene a cuestionarla. El Canon Billiken, la muestra individual de Franco Fasoli en Quimera Galería, no solo la cuestiona sino que la retoma, resignifica y recrea.

Otras Noticias