Club Atlético Julio & Agosto en Morán

Agenda, Blog, Crítica, Crónicas Acromáticas, Noticias, Vida Calesita

Nos teletransportamos hasta Parque Chas para dejar lo malo atrás

CAJA reloaded: la propuesta es aunar fuerzas, que los viejos camaradas prendan un fogón simbólico y lo hagan parpadear. Eso ocurre, Julio & Agosto trajo amigos, Los Niños guitarra y canciones, los Canevari llevaron algunas aves (ilustradas), hubo feria y los mejores covers, tanto hasta preguntar qué pasaría si la reversión superara a la original.

MORÁN planteó un guiso insuperable y pura calidez en ese Parque Chas que sigue siendo un barrio de otro planeta adentro de éste. Todo, en una noche en la que la luna cuelga como una sonrisa amarilla de papel maché muy Truman Show. Estar ahí y haber llegado con potasio y cebada (y café?) en sangre para poder besar y bailar.

Versiones traducidas al argentino y versiones argentinas hasta la raíz de una exquisita y caprichosa selección: The Kinks, Los Decadentes, Los Beatles, Los Redonditos, Neutral Milk Hotel, Virus. 100% unplugged. El plan funciona aceitadito como reloj suizo y quedan algunos momentos suspendidos como estalactitas: Tararear la de Fito con violín y contrabajo, la ilustración estilo jardín delicioso del Bosco puro flash, las manos mágicas metiendo comments entre los lyrics del karaoke y Panchopepe2000 metiéndole alma, corazón y vida hasta llegar a Lunes por la madrugada.

Corolario de una noche dándole batalla al frío. Como una escena de La Vida de Brian, pero un poco más acá.

Julio y Agosto toca nuevamente el viernes 11 de Julio en el Teatro de la Media Legua.

Crónica: Lupe Gambina

Si te interesó, no dejes de compartir este artículo:

Más Noticias:

películas de arte
Convocatorias de arte

El Canon Billiken propone un nuevo imaginario nacional

Por Candelaria Penido. IG: @candepenido

Todo aquello que vemos se incorpora en nuestra memoria y forma de comprender el mundo. Qué pasa entonces con esa historia nacional, con ese canon aprendido a través de imágenes que se nos presentaron como ciertas y absolutas cuando alguien viene a cuestionarla. El Canon Billiken, la muestra individual de Franco Fasoli en Quimera Galería, no solo la cuestiona sino que la retoma, resignifica y recrea.

Otras Noticias