El Museo Solomon R. Guggenheim ha aceptado con gratitud el obsequio de Comedian, el arte bananero concebido por Maurizio Cattelan que fue pegado a la pared en el stand de la galería Perrotin en la feria Art Basel Miami Beach el pasado mes de diciembre.

La obra de arte llamada “Comediante” y consistente en una banana pegada con cinta adhesiva a una pared que ideó el artista italiano Maurizio Cattelan y fue vendida por 120.000 dólares en una feria de arte el año pasado, será ahora parte de la colección del Museo Guggenheim de Nueva York después de que la institución lo aceptara de un donante anónimo.

El trabajo regalado consiste en un certificado de autenticidad y una larga lista de instrucciones con diagramas sobre cómo debe instalarse o mostrarse, dice el Guggenheim. La donación no incluye el plátano original en sí ni la cinta adhesiva que se utilizó para sujetarlo a la pared del stand de Perrotin. Era la primera pieza nueva que Cattelan ofrecía en una feria en más de 15 años.

Para entender mejor de que se trata esta pieza, es necesario recordar que en el arte contemporáneo, la belleza no reside en el objeto en si, sino en su concepto. La obra, anunciada como escultura, causó revuelo en la feria de Miami: se vendió tres veces a precios que iban desde los 120.000 dólares hasta los 150.000 dólares. Al final, el plátano fue retirado del stand debido a la enorme atención que estaba recibiendo de las multitudes.

El Guggenheim no dice cuándo podría exhibirlo. Es de suponer que los plátanos de reemplazo tendrán que reciclarse si el trabajo continúa a la vista.

“El trabajo de Maurizio Cattelan ha sido importante para la historia reciente del Guggenheim”, comentó el director del museo de Nueva York, Richard Armstrong, y agregó: “Estamos agradecidos de recibir el regalo de ‘Comediante’, una demostración más de la hábil conexión del artista con la historia del arte moderno”.