El único museo en Estados Unidos dedicado exclusivamente al arte contemporáneo de América Latina, cuya curadora en jefa es la argentina Gabriela Urtiaga, realiza por primera vez en su historia una subasta online, con 167 obras donadas -y firmadas por artistas nacionales como Rogelio Polesello, San Poggio, Dolores Casares, Luisa González y Julián Manzelli (Chu), entre otros- para afrontar la pérdida de ingresos generada por la pandemia.

Artistas, galeristas y coleccionistas de toda América donaron al museo, cerrado desde marzo, este conjunto de obras, un corpus ecléctico de los más diversos estilos, soportes, fechas y latitudes, para apoyar a esta institución ubicada en Long Beach.

En la plataforma invaluable.com/molaa se puede seguir día a día el detalle de la subasta -que concluye el próximo 19 de julio- en donde destacan también obras de los mexicanos Leonardo Nierman, José Luis Cuevas y Francisco Toledo; de los cubanos Manuel Mendive y Zaida del Rio; y del venezolano Luis Mille.

Se pueden encontrar pinturas, dibujos, esculturas, cerámicas, tapices, impresiones, fotografías, collages, así como bodegones, abstracciones, paisajes, desnudos, retratos, tal como especifica el sitio web, con precios, fechas, técnicas y más.

Una de las piezas que ha tenido más interesados hasta ahora es “Vuela”, un pequeño y colorido panel realizado con pintura para autos del graffitero argentino Julián Manzelli (1975), más conocido como CHU y por sus murales de grandes dimensiones.

Los ingresos generados por la subasta irán a parar al Fondo de Recuperación Molaa Covid-19, así denominado para cubrir los gastos básicos de preservación de la colección y de las obras prestadas, así como también para implementar las medidas de seguridad necesarias y “asegurar que la institución perdure”, según un comunicado del museo.